Universidad rechaza diálogo con trabajadores del SUTUPCH y atenta contra 220 familias, afirma Secretaria Teresa Orahuillo

Fuente SUTUPCH

Luis Varela Pinedo, rector de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), habría dado indicaciones a la comisión negociadora de la entidad académica que lidera para dilatar los acuerdos de la negociación colectiva del presente año que viene sosteniendo con el Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (SUTUPCH) en una evidente demostración de mala fe. Esta negociación se realiza con el estado financiero correspondiente al año 2019 periodo en el que no existía ninguna amenaza de la pandemia de la Covid-19, por tanto, sus ganancias no fueron afectadas.

Esta situación perjudica a cerca de 220 trabajadores y a sus familias en medio de la crisis sanitaria nacional que aqueja al país, pese a que la UPCH es una de las empresas beneficiadas del Plan Reactiva Perú del Ministerio de Economía y Finanzas con un préstamo cercano a 10 millones de soles, ayuda económica del gobierno nacional destinada al cumplimiento de planillas de pagos, préstamos, obligaciones tributarias que afrontan las empresas dentro del estado de emergencia que vive el país debido a la pandemia.

Teresa Orahuillo Alarcón, Secretaria General del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (SUTUPCH), indicó: “Los trabajadores estamos desarrollando trabajo remoto e incluso un grupo del personal considerado vulnerable, en clara demostración que la universidad nunca paralizó la producción de sus servicios académicos e incluso fue designada para ser una de las que monitorean las vacunas contra el Covid-19. Lo más criticable es el desinterés del rector, Dr. Luis Varela Pinedo y la Comisión Negociadora, por su negativa a continuar el diálogo para dar solución a nuestras demandas”, afirmó.

Debe tenerse en cuenta que el año 2020 la UPCH fue sancionada con dos multas de SUNAFIL, la primera, por haber omitido exámenes médicos ocupacionales por 3 años consecutivos, y la segunda, por maniobras antisindicales y discriminación a los trabajadores sindicalizados del SUTUPCH.

La situación es tan crítica que los trabajadores decidieron el 5 de octubre realizar un plantón frente a la Universidad Peruana Cayetano Heredia, en protesta por la violación de sus derechos humanos. La dirigente sindical Orahuillo Alarcón reiteró: “Nuestras demandas laborales se realizan en función al estado financiero de la UPCH del año 2019 y el pago de haberes 2020 no alcanza el millón de soles, lo que está cubierto con el préstamo de 10 millones del gobierno, que sin embargo no le llega a los trabajadores”.

Es preocupante que la UPCH que forma profesionales en la salud realicé acciones que atentan contra los derechos humanos, al no atender las demandas de los trabajadores afiliados al SUTUPCH en medio de la pandemia del Covid-19, actuando de mala fe en las conciliaciones que se realizan en el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, desatendiendo el petitorio sindical que permitiría mejorar las condiciones en materia de seguridad y salud en el trabajo.

Foto Archivo