Francisco Sagasti Hochhausler asumió la Presidencia de la República pidiendo perdón y con discurso reconciliador

Fuente andina.pe

El titular del Congreso Francisco Sagasti Hochhausler asumió la Presidencia de la República, en sesión solemne realizada en la sede del Poder Legislativo.

Sagasti Hochhausler recibió la banda presidencial de manos de la ahora presidenta encargada del Parlamento, Mirtha Vásquez.

Sagasti asume la Presidencia de la República para conducir en proceso de transición hasta el 28 de julio de 2021, en cumplimiento a la sucesión constitucional.

El también legislador ganó ayer las elecciones de la Mesa Directiva y se convirtió en el presidente del Congreso, cargo que deja hoy para conducir las riendas del Poder Ejecutivo.

A la ceremonia de juramentación asistieron los familiares de Inti Sotelo y Brian Pintado, los jóvenes que fallecieron durante las manifestaciones en defensa de la democracia y en protesta por el Gobierno que encabezó Manuel Merino.

Francisco Rafael Sagasti Hochhausler es ingeniero industrial, investigador, autor de diversos libros y se ha desempeñado como docente universitario.

Sagasti Hochhausler nació en Lima el 10 de octubre de 1944, y tiene 76 años.  En marzo de 2020 asumió el cargo congresista de la República por el Partido Morado, para el periodo 2020-2021.

Anteriormente, se desempeñó en diversos cargos en el sector público y también en organismos multilaterales como el Banco Mundial.

Su discurso

El presidente de la República, Francisco Sagasti, rompió el frío y la tensión que se habían apoderado del país en los últimos días, y puso punto final a su discurso de investidura recitando los últimos versos de un poema de César Vallejo, no sin antes prometer que trabajará para devolverle a la ciudadanía la confianza y esperanza en hacer realidad vivir en un Perú mejor.

"A pocos meses del bicentenario, haremos lo posible desde el Gobierno para, no solo ganarnos la confianza de la ciudadanía, sino también para devolverle la esperanza, para devolverle esa capacidad de imaginar y pensar en un Perú mejor y hacerlo realidad", aseveró.

Sostuvo que son los jóvenes, que "en los próximos años, en medio de este cambio de época y cambio turbulento, nos encauzarán hacia un Perú mejor para todos. Confianza y esperanza, son dos cosas que esperamos devolverle a la ciudadanía en los cortos meses que nos quedan".

"Termino citando unas palabras de César Vallejo, que creo que ilustran bien la tarea de superar rencillas y disipar rencores. Quisiera compartir con ustedes las últimas líneas de mi poema favorito de César Vallejo, 'Considerando en frío'”, expresó ante un Parlamento expectante.

Citando a Vallejo

Tras señalar que lo importante ahora es recordar cómo termina el poema del vate peruano, cargado de reflexión, —con un formato de resonancias judiciales (examinando, comprendiendo, considerando...)— luego de describir las amarguras, los problemas, los rencores, las diferencias, el presidente Sagasti empezó a recitar:

"Examinando, en fin,

sus encontradas piezas, su retrete,

su desesperación, al terminar su día atroz, borrándolo...

Comprendiendo

que él sabe que le quiero,

que le odio con afecto y me es, en suma, indiferente...

Considerando sus documentos generales

y mirando con lentes aquel certificado

que prueba que nació muy pequeñito...

le hago una seña,

viene,

y le doy un abrazo, emocionado, emocionado".

Con la voz entrecortada y visiblemente emocionado no pudo pronunciar el último verso que dice: "¡Qué más da! Emocionado... Emocionado...". Culminó agradeciendo a todos los compatriotas y cual sentencia aseveró a todo el pulmón: ¡Que viva el Perú! Los aplausos no se hicieron esperar.

Fotos andina.pe

Sidebar 1

Mas Leído