Kemerly Porras es la responsable de balancear la dieta de los pacientes de Covid-19 en el Hospital Sergio Bernales de Comas

Fuente Legado

Ponerse en los zapatos de sus pacientes, es una consigna diaria para Kemerly Porras, nutricionista del Centro de Atención y Aislamiento Temporal (CAAT) ubicado en el Hospital Sergio Bernales, que administra el Proyecto Legado, en Comas.

Ella practica la empatía en cada jornada para animar a los enfermos de COVID-19. Su objetivo: que cumplan con el régimen de alimentación, tomen fuerzas y se recuperen.

“Yo les diría a mis colegas que debemos ser empáticos y motivar a nuestros pacientes, como si fueran parte de nuestra familia. Trabajar así siempre ha sido muy satisfactorio para mí”, reflexiona Kemerly, de 22 años, haciendo una pausa en su quehacer diario al servicio de los pacientes.

Desde junio del año pasado, Kemerly labora como técnica de nutrición en los CAAT que opera Legado, experiencia que considera gratificante porque siempre busca dar lo mejor de sí.

El amor y la pasión por lo que hace, son sus principales motivaciones. “La esperanza de mis pacientes y de sus familias es lo que me empuja a seguir mejorando, a sentirme bien conmigo misma, porque me pongo en el lugar de cada uno de ellos y me imagino como si ellos fueran parte de mi familia. Así pongo todo de mi parte. Eso es lo que me motiva”, reflexiona.

Antes de la pandemia, ella se desempeñaba también como vocalista de la orquesta “Fiesta Latina”, cantando salsa, cumbia y bachata, junto a su padre y otros familiares, alegrando a los comensales de restaurantes turísticos.

Música para alentar a sus pacientes

Como nutricionista ella sigue animando, al son de la música a todos sus pacientes, les lleva alegría y entusiasmo, incentivando a que consuman los alimentos indicados. “Estoy acostumbrada a ver a la gente feliz. Y de un momento a otro, todo se apagó. De pronto me encontraba solamente con los pacientes, y me di cuenta que dependían mucho de mí. Es una experiencia que me ha marcado mucho”, resalta Kemerly, que a diario, debe monitorear la alimentación de cada hospitalizado y confirmar “si está comiendo lo que se le da o no”.

“Kemy”, como la llaman cariñosamente sus familiares y amigos recomienda una alimentación saludable. “Hay que estar siempre hidratado, consumir proteínas, carbohidratos y vitaminas, para no perder la masa muscular. Paciente que no come, desciende rápidamente su estado nutricional y eso es lo que no queremos”, aconseja la profesional del CAAT Sergio Bernales.

Kemerly comenta que se siente honrada de formar parte de la familia Legado. “Estoy sorprendida de ver cómo una institución puede llegar a hacer grandes cosas. Siempre me sentiré orgullosa en donde vaya, de formar parte de Legado. Y siempre daré lo mejor de mí”, concluye.

Foto Legado