Juegos Panamericanos dejaron nuevos héroes deportivos y confirmaron que la afición peruana no sólo vive por el fútbol

Por Luis Oyola Ancajima

Algunos hechos extraordinarios que marcan tu vida pueden hacerse esperar un buen tiempo, pero cuando llegan te nutren, te llenan, te maravillan. En el año 1982 era apenas un pulpín del periodismo y desde entonces me apasionó apoyar el deporte amateur, seguro inducido por mis buenas marcas escolares en atletismo -inspirado en Steve Williams-, o por el afán de cultivarme en la defensa personal bajo el espejo del mítico amo de las artes marciales Bruce Lee. El fulbito lo practicaba porque somos animales sociales y la collera jala.

A lo largo de mi ejercicio profesional como periodista, siempre estuve en la acera del deporte y tuve el privilegio de cubrir muchísimos eventos internacionales de todo calibre y especialidad. Dos figuritas me faltaban para completar el álbum: los Juegos Panamericanos y la Olimpiada. En Lima 2019 cumplí uno de esos sueños y vaya si la vida nos lo reservó para disfrutarlo a lo grande. La Olimpiada más cercana es de Tokio 2020, pero me informan que difícilmente reabran las inscripciones, amén que los cupos son limitadísimos.

Escuchar a un emocionado Neven Ilic, presidente de Panam Sports, afirmar que: “Tuvimos los más grandes Juegos Panamericanos de la historia”, nos anudó la garganta en la faustuosa ceremonia de clausura, que la vivimos en un lugar privilegiado del palco oficial de prensa en el Estadio Nacional. Hoy me preguntan qué tan buena fue esta última ceremonia, y no creo faltar a la verdad si digo que el fuerte componente musical tan nuestro y de brillante ejecución en la danza, con el cierre iluminado de Gian Marco, superaron todas las expectativas.

Queremos felicitar a todos, absolutamente a todos los actores de estos Juegos Panamericanos Lima 2019. Cada quien en su momento y función confirmaron que se tomaron a pie puntilla el lema #JugamosTodos.

Si bien es el momento de reafirmar que el Perú cuenta con una infraestructura deportiva de lujo y una oportunidad de oro para despegar y que debemos felicitar a nuestros atletas y entrenadores, con o sin medalla (ganamos 11 de oro, 7 de plata y 21 de bronce), el momento también sirvió para confirmar que no sólo de fútbol vive el hombre y que sería bueno que el grueso de mis colegas –hay pocas y honrosas excepciones- se convenzan de una buena vez que abrir sus medios a otras disciplinas ayudará y mucho en esa tarea de apoyar seriamente a nuestros nuevos héroes nacionales. No tengan miedo de aprender sobre otros deportes.

Cerramos citando al presidente del Comité Organizador Lima 2019 (COPAL), Carlos Neuhaus, quien en su encendido discurso dijo: “Vamos Perú, sigamos jugando”. Que así sea. ¡Que viva el Perú señores!

Foto andina.pe

Sidebar 1

Mas Leído