Árbitro Julio Bascuñán inventó un penal para que Brasil le dé vuelta a Perú, que cayó 4-2. Sí fue al VAR para expulsar a Zambrano

Por Luis Oyola Ancajima

Cómo no masticar esta bronca si el fútbol volvió a ser pisoteado por la incapacidad de un árbitro como el chileno Julio Bascuñán, que se vistió de ladrón para entregarle su botín a una selección como la brasileña que no necesita de este tipo de ayuda para mostrar en cualquier campo su jerarquía. Esta noche Perú hizo un partido muy digno, poniéndose dos veces consecutivas al frente del marcador frente a uno de los mejores seleccionados del mundo, y lo consiguió con mucho sacrificio y atrevimiento, pero lamentablemente tenía que aparecer un cacaseno vestido de negro para desvirtuarlo todo. Hasta parece sospechoso que nos lo programen cuando en la tercera fecha tenemos que visitar a Chile en Santiago.

Nuevamente el “Tigre” Ricardo Gareca mostró su buena lectura de juego cuando modificó su clásico 4-1-4-1 por un 4-4-2 con Jefferson Farfán y Christofer Gonzáles adelantado, frente a un Brasil que Tité distribuye con su clásico 4-3-3 porque tiene al frente a jugadores demoledores como Richarlison, Roberto Firmino y Neymar.

Perú fue agresivo en la marca y lo hizo sin replegarse, sin colgarse de los palos, sino jugándole de tú a tú a un Brasil que fue sorprendido desde el inicio de las acciones y que sintió el golpe de André Carrillo, que apenas a los 5’ ya nos ponía en ventaja, luego de una jugada previa de Pedro Aquino. 1-0.

El empate se dio tras una disputa aérea entre Neymar y Yotún. Da la impresión que el brasileño toca la pelota con la mano antes que Yoshi lo jale de la camiseta y se deje caer. Bascuñán cobró penal y Neymar anotó el primero de su cuenta personal, con un disparo esquinadísimo, al lado opuesto del golero Pedro Gallese. 1-1. Con ese empate se fueron los equipos al descanso.

En la reanudación, Perú no cambió su actitud, aunque sí su esquema, pues volvió Gareca al 4-1-4-1, con la “Foquita” Farfán como único punta.

A los 59’ Renato Tapia nos hizo parar de los asientos y desahogarnos con su remate que, tras desviarse en un defensor rival, descolocar al golero Weverto, para el ilusionante 2-1. ¿Acaso estamos ad portas de una hazaña, acaso se estaba labrando el primer triunfo histórico ante Brasil en una fase clasificatoria al mundial?

La igualdad brasileña se registró en otra acción polémica. Un tiro de esquina ejecutado por Neymar, logró añadirla al arco Richarlison desde una posición dudosa. 2-2.

Perú no se dejó aplanar por este nuevo golpe. Lo siguió luchando con sus armas y estilo, pero no contaba con el desastre humano que deambulaba en el Estadio Nacional. El juego empezó a trabarse porque los brasileños empezaron a trabar con fuerza desmedida a los peruanos ante la complaciente mirada de Bascuñán, que nos tumbó la ilusión al comprarle al más teatrero jugador del mundo, Neymar, una supuesta falta en el corazón del área de Carlos Zambrano, cuando fue él quien golpeó al defensa peruano que supo ganarle la posición de la pelota. Se cerró en su cobro y no revisó el VAR, que lo habría dejado en ridículo, sin duda. Pero en la cabina del VAR poco o nada les importó que un grueso error arbitral favorezca al todo poderoso Brasil. Neymar volvió a ser el ejecutante del penal y lo convirtió en un calco de su primer disparo de los doce pasos. 2-3.

Si ante Paraguay a Carlos Zambrano le mostraron una tarjeta amarilla por protegerse con el brazo arriba, en una acción de mucho menor roce que en Asunción, Bascuñán le mostró la tarjeta amarilla, pero ante los reclamos de Neymar, fue a revisar la jugada en el monitor del VAR, cambiando su decisión y expulsando al “Káiser” a los 86’.

Con un hombre menos y el árbitro en contra, Neymar encontró los espacio que no tuvo durante todo el partido para poner la cuenta 2-4 y sellar la victoria brasileña con su “Hat-Trick” a los 94’.

Síntesis:

Perú (2): Gallese, Advíncula, Zambrano, Abram, Trauco, Aquino, Tapia (Cueva 90’), Yotún, Carrillo, Gonzáles (Araujo 91’), Farfán (Polo 97’). DT: Ricardo Gareca.

Goles: Carrillo 5', Tapia 59'.

TA: Tapia, Gonzáles.

TR: Zambrano (86’).

Brasil (4): Weverton, Danilo, Marquinhos (Rodrigo Caio 11'), Thiago Silva, Renán Lodi (Telles 69'), Casemiro, Douglas Luiz, Coutinho (Everton 69'), Richarlison, Roberto Firmino (Everton Ribeiro 69'), Neymar. DT: Tite.

Goles: Neymar 28' (penal), 83' (penal) y 94', Richarlison 64'.

Árbitro: Julio Bascuñán (CHI).

Escenario: Estadio Nacional.

Foto FPF

Sidebar 1

Mas Leído