Un mundial con un desenlace de ensueño. Lionel Messi fue el héroe. Marruecos contribuyó a hacer historia y Kylian Mbappé deslumbró

Fuente FIFA

Esta Copa Mundial de la FIFA estaba llamada a ser única. El torneo de Qatar 2022 era el primero que se organizaba en Oriente Medio, el primero que se jugaba en noviembre y diciembre, y el primero de esta envergadura que se celebraba en un espacio geográfico tan reducido. Y aportó un toque de frescura a la venerable y entrañable fiesta del deporte rey.

Pero, si bien todas estas novedades tuvieron oportunidades —por ejemplo, que los hinchas pudieron asistir a varios partidos del Mundial en un solo día—, también acarreaban riesgos claros e innegables.

Gianni Infantino lo admitió a principios de esta semana, cuando confesó que antes del certamen “nos preocupaba tener tantos aficionados de tantos países, al mismo tiempo y en el mismo lugar”.

“En una Copa Mundial [de la FIFA] normal, tenemos en una ciudad aficionados de dos países, no más”, agregó el presidente de la FIFA. “Aquí tenemos 32 países, además de [los] aficionados de todo el mundo que vienen a disfrutar de la Copa Mundial [de la FIFA] todos juntos”.

Al tratarse de un país cuya población no llegó a los 2,9 millones de habitantes y concentraron todos sus estadios en una radio de 56 kilómetros, surgieron interrogantes lógicos acerca de cómo iban a afrontar Catar y sus infraestructuras similares a la afluencia de personas. Otros se preguntaban cómo repercutiría en el desempeño de los jugadores el hecho de que para la mayoría de ellos el torneo se disputase en medio de la temporada nacional, que obligaba inevitablemente a reducir el tiempo de preparación.

Y, como hemos visto, todas esas dudas fueron disipadas por un verdadero maremoto de fútbol fantástico, una organización impecable y un ambiente de amistad y pasión en las calles y en los estadios.

Jürgen Klinsmann lo describió esta semana como “un Mundial organizado a la perfección”, mientras que Infantino no ha sido en absoluto el único en declarar que Catar 2022 es, sencillamente, “el mejor de la historia”.

En el Mundial con más goles de todos los tiempos, los tantos del capitán argentino fueron los más determinantes a la hora de decidir el trofeo. Ni siquiera los adversarios que más apuros causaron a Argentina pueden privar a este maravilloso jugador de su merecido momento con el premio con el que tanto tiempo llevaba soñando, más que con ningún otro.

Medallistas

Campeona: Argentina

Subcampeona: Francia

Tercera: Croacia

Premios individuales

Balón de Oro adidas: Lionel Messi (ARG)

Bota de Oro adidas: Kylian Mbappé (FRA)

Guante de Oro adidas: Emiliano Martínez (ARG)

Mejor Jugador Joven: Enzo Fernández (ARG)

Selecciones más destacadas

Argentina

La trayectoria de la Albiceleste ha sido increíble, al pasar de ser el blanco de las bromas de todo el mundo a convertirse en la más digna campeona. Al igual que nadie pudo prever la derrota en su primer compromiso, contra Arabia Saudí, pocos imaginaron que se recuperaría y alcanzaría su sueño de una forma tan impresionante como vibrante. En cuanto a su figura indiscutible, ¿qué más se puede decir? Messi se ha ganado el cariño de todos también fuera de Argentina, y su magia rumbo a la conquista de la gloria mundialista capturar cautivar y ganar para la causa de su país a los espectadores neutrales de todo el planeta.

Marruecos

Tuvieron que pasar 88 años para que una selección africana alcanzara las semifinales del Mundial y fue Marruecos quien coronó nuevas cumbres para el continente. Tras eliminar a Bélgica en la fase de grupos, Yassine Bounou, Achraf Hakimi, Hakim Ziyech, Youssef En-Nesyri y compañía se deshicieron de España en octavos y de Portugal en cuartos. Los Leones del Atlas también obligaron a Francia a emplearse a fondo en semifinales, antes de perder ante Croacia un duelo por el bronce sumamente reñido (2-1).

Croacia

Que un país de menos de cuatro millones de habitantes sea segundo y tercero en dos ediciones consecutivas de la Copa Mundial de la FIFA es uno de los mayores logros de la historia de la competición. Zlatko Dalic había perdido varios componentes clave de su equipo de 2018, como Danijel Subasic, Ivan Rakitic y Mario Mandzukic, pero surgieron nuevas estrellas, como Dominik Livakovic y Josko Gvardiol, para complementar la incomparable calidad de Luka Modric. El mejor momento del Mundial de los croatas fue el choque en el que eliminaron contra todo pronóstico a Brasil, favorito del torneo, camino de la tercera plaza.

Japón

La gran incógnita del Grupo E era si se lo adjudicaría Alemania, tetracampeona, o España, una superpotencia del siglo XXI. Japón dejó a todos boquiabiertos al derrotar a estos dos pesos pesados ​​y terminar primero. Se convirtió en la tercera selección de la historia del Mundial, y la primera desde Alemania Occidental en 1970, en ganar dos partidos en los que había llegado perdiendo al descanso.

Logros individuales

Lionel Messi: requiere un artículo propio y, afortunadamente, lo tenemos. No te pierdas nuestro detallado repaso a los diversos récords nacionales y mundiales que ha batido Messi en Qatar 2022.

Kylian Mbappé: con ocho goles en siete partidos, el astro francés se convirtió en el jugador que más dianas ha marcado en un Mundial desde que Ronaldo consiguió esa misma cifra en 2002, y también en el quinto futbolista de la historia de la prueba en marcar en dos finales y el primero en anotar una tripleta en una final desde Geoff Hurst en 1966. Además, sus cuatro goles en los choques por el título de 2018 y 2022 lo consolidan como el jugador que más veces ha perforado las metas contrarias en la historia de las finales de la gran cita.

Lionel Scaloni: a sus 44 años, el argentino es el seleccionador más joven en ganar el Mundial desde su compatriota César Luis Menotti, quien lo hizo con 39 en 1978.

Yassine Bounou: el héroe marroquí se convirtió en el primer guardameta africano en dejar su puerta a cero tres veces en una misma edición del Mundial.

Olivier Giroud: el gigantón francés solo fue titular con Francia debido a una lesión de última hora de Karim Benzema antes del torneo, pero no cabe duda de que aprovechó al máximo su oportunidad, al marcar cuatro goles y alcanzar los 53 con su país, superando con ello en dos el anterior récord de Thierry Henry (51).

Neymar: el número 10 de Brasil se despidió entre lágrimas del torneo, aunque comparte ahora con Pelé la distinción de máximo anotador de la Seleção, con 77 goles.

Hugo Lloris: el capitán de Francia superó a Lilian Thuram (142) como futbolista con mayor número de internacionalidades de la historia de su país, y también se convirtió en el primer guardameta que alcanza la cifra de 20 partidos en el Mundial.

Harry Kane: con sus goles número 52 y 53 con la selección inglesa, el capitán iguala a Wayne Rooney como máximo realizador de todos los tiempos de los Tres Leones.

Ivan Perisic: Perisic marcó un gol y dio dos asistencias con Croacia, con lo que ya suma seis tantos y cinco pases decisivos en los tres últimos mundiales. Solo el gran Messi (21) puede presumir de haber tenido más participaciones directas en goles durante este mismo periodo.

Goncalo Ramos: el prometedor astro portugués se convirtió en el primer jugador que anota tres goles en su primera actuación como titular en un Mundial desde Miroslav Klose en 2002. También fue el autor de la primera tripleta en la fase de eliminación directa desde Tomas Skuhravy en Italia 1990.

Foto FIFA

Sidebar 1

Mas Leído