Gianfranco Chávez, que dedicó su gol a su abuelita Epifania, espera el otro duelo con la “U” con los dientes apretados

Doña Epifania Vera Castillo habrá soltado una lágrima, pero de felicidad en el cielo, pues su nieto, aquel que ella con fe llevaba de la mano a La Florida, desde que el defensor tenía nueve años, marcaba el 1-0 a favor de su Sporting Cristal querido y lo celebraba elevando las manos al cielo, para unirse espiritualmente en un abrazo del alma.

Gianfranco Chávez, en declaraciones a GolPerú, con la banda negra en señal de respetuoso duelo por su abuelita Epifania, señalaba respecto al partido de esta noche contra Universitario de Deportes: "Hemos venido trabajando de buena manera, la recuperación ha sido importante para estos dos partidos. Todavía faltan 90 minutos y vamos a trabajar para recuperarnos para el domingo. Han sido semanas duras pero el equipo ha estado muy comprometido".

"Estuvimos comprometidos en la recuperación y en la alimentación, que ha sido base para poder recuperarnos rápido. Estoy muy feliz, se lo dedico a mi abuela que hace poco se fue y a mi familia que está reunida".

Finalmente reflexionó con madurez: "Vamos a ir pensando que el marcador está 0-0, iremos con todo y vamos a recuperarnos para llegar bien al domingo".

Foto FPF/Liga1

Sidebar 1

Mas Leído