Angélica Espinoza gana medalla de oro al vencer a Meryem Cavdar en la categoría K44-49 kilos del Para taekwondo Tokio 2020

Fuente IPD | Legado

El Para deportista Angélica Espinoza, del Programa de Apoyo al Deportista y el Programa Vamos con Tokio del Instituto Peruano del Deporte, se coronó con la medalla de oro en los Juegos Paralímpicos de Tokio luego de vencer a Meryem Cavdar en la final de la categoría K44-49 kilos de Para taekwondo.

El camino de Espinoza previo a la final, inició en la llave de los cuartos de final donde tuvo su primer combate frente a la india Aruna, venciéndola por un contundente 84-21, Angélica dominó durante los tres rounds.

Ya en semifinales la rival fue la representante de Uzbekistán, Ziyodakhon Isakova, a la que logró derrotar por 7-17, en un encuentro parejo que finalmente la peruana supo manejar y obtuvo el tan ansiado pase a la final de la categoría, el cual sería ante la turca Meryem Cavdar en un combate muy equilibrado durante los primeros dos rounds. Sin embargo, nuestra Para deportista venció con el marcador de 34-21 en el global.

La última medalla paralímpica para Perú fue obtenida por Jimmy Eulert en Atenas 2004, hace nada más y nada menos que 17 años.

Actualmente Espinoza es puesto 4 del ranking mundial, gracias a los puntos conseguidos en sus dos últimas participaciones, donde logró las preseas de oro en el Campeonato Parapanamericano y Open Asia en el mes de junio, según informó la Asociación Nacional Paralímpica del Perú (ANPPERU). Esperemos que la obtención de esta presea le sirva en el puntaje para estar dentro de las 3 mejores del mundo.

El perfil de la campeona

Probó suerte en la natación por unas semanas, pero se enamoró del Para taekwondo cuando descubrió en sus piernas un don escondido. A ese talento innato le sumó esfuerzo físico y un mejor plan de alimentación. Ahora, Angélica Espinoza es número uno del mundo, medallista de oro en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.  

A sus 23 años, ella es tricampeona panamericana, medallista de oro en Lima 2019 y reconocida como la mejor mujer Para atleta de América por el Comité Paralímpico de las Américas (APC).

PLAN TOKIO 2020

Se trata de una profesional a tiempo completo, que aprendió a ser exigente con sus descansos, entrenamientos y alimentación. Incluso, días antes de partir a Japón, entrenó a doble turno en el Polideportivo 2 de la Villa Deportiva Nacional (VIDENA), administrado por el Proyecto Legado. Así, elevó su rendimiento al máximo, bajo el apoyo de un grupo de profesionales de la Federación Deportiva Peruana de Taekwondo.

Fue así como ha logrado combinar su velocidad y explosión para realizar dos patadas por segundo. Sumándose los giros de 360 grados que ahora aplica con gran facilidad y los saltos de hasta 42 centímetros que efectúa con el objetivo de contraatacar. Además, pulió su técnica de defensa, adquiriendo fuerza abdominal.

Cada movimiento de Angélica fue constantemente evaluado en el área de biomecánica de la VIDENA, por el especialista Ivan Basurto Zapata, para tener una mejor estadística del mejoramiento físico de la exponente nacional. 

Precisamente, esa exigencia se mezcló con las proteínas, carbohidratos y suplementos, sugeridos por un nutricionista de la Federación de Taekwondo. Dejar de comer menos el pan y el pollo a la brasa que tanta ama, fue un duro reto para Angélica Espinoza, en el marco de su preparación para los Juegos Paralímpicos, en las sedes administradas por el Proyecto Legado.   

La Para taekwondista pasó de pesar 36 a 46 kilogramos y, actualmente, su porcentaje de grasa corporal es de apenas 9.2 %. Su cuerpo se parece a la de una fondista: estructurado de puro músculo.

Foto IPD|Legado

Sidebar 1

Mas Leído